domingo, 11 de abril de 2010

EL VERDADERO NOMBRE DE LOS SUPERVENTAS

Es un secreto que sólo sus madres conocen. El "ego" de las estrellas de la música es muy superior a la media de los demás seres humanos mortales. Por eso, las estrellas de la música necesitan de un rebautizo, que esté a la altura de sus delirios de grandeza.
La conocida publicación norteamericana "Billboard" ha chafado la estrategia de las estrellas de la música, revelando sus nombres y apellidos, corrientes y molientes. La cuestión es... ¿Vendería la cantante Lady GaGa si hubiera mantenido un nombre, tan de color gris, como su nombre real, Stefani Joanne Angelina Germanotta?...
Otros ejemplos podrían venir de la mano del artista Snoop Dogg, cuyo nombre real es Calvin Cordózar Broadus, es decir, un nombre demasiado pijo, como para interpretar el papel de "malote" del barrio. Lo mismo le pasa al intérprete Eminem, dado que su mamá se decantó por el inofensivo nombre de Marshall Bruce Mathers.
¿Alguna vez os habéis preguntado qué nombre hay detrás de la estrella Bono, solista del grupo U2?... Pues bien, el líder de la banda irlandesa U2 cuenta con un nombre de lo más vulgar: Paul Hewson.
Tampoco se salva el músico Elton John. La estrella mundial Elton John se llama, en realidad, Reginald Kenneth Dwight. ¿No os parece nombre de mayordomo?...
El cantautor Bob Dylan es, en la realidad, Robert Allen Zimmerman y el fallecido vocalista Freddie Mercury, líder de la formación Queen, tenía un nombre y unos apellidos bastante impronunciables: Farrokh Bulsara. Quién sabe,... quizás, el solista de la agrupación Queen, Freddie Mercury, hubiera triunfado igual con su nombre real, Farrokh Bulsara, pero, desde luego, hubiera perdido mucho tiempo en las aduanas de los Estados Unidos de América.
Otra jovencita que se esconde bajo un pseudónimo es la actriz y cantante Miley Cyrus, más conocida por su papel protagonista de la serie televisiva, titulada "Hannah Montana", de la factoría Disney. La chica, en realidad, que se hace conocer bajo el seudónimo de Miley Cyrus, tiene un nombre muy poético: Destiny Hope.
La cuestión es... ¿Hace falta un nombre "guay" para triunfar?... Porque, otros, desde luego, como el intérprete español David Bisbal, lo han conseguido sin necesidad de ir más allá de su D.N.I., Documento Nacional de Identidad o tarjeta identificativa equivalente, en el país de que se trate...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada