lunes, 12 de abril de 2010

LOS "HUMANOIDES" TOKIO HOTEL SEDUCEN A SUS MILES DE FANS EN MADRID

Reducir al grupo Tokio Hotel a un mero fenómeno "fan" es, cuanto menos, injusto. Los chicos alemanes de la banda Tokio Hotel, dieron, en la noche del pasado Martes, día 6 de Abril de 2.010, una lección de cómo ser jóvenes y saber ofrecer un buen espectáculo musical.
Y no sólo lo hicieron los integrantes de la formación Tokio Hotel para los 7.500 seguidores, congregados en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, en la ciudad de Madrid (Comunidad de Madrid), sino que lo hicieron después de hechizar a otros 6.000 seguidores más, en la ciudad de Barcelona (Cataluña).
A las nueve en punto de la noche, se ponía punto y final a la larga espera. Arrancaba el ansiado momento, para muchos, que, desde el pasado mes de Octubre de 2.009, habían comprado sus entradas, y para otros, que han gastado sus vacaciones de Semana Santa, acampando a las puertas del auditorio del Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, en plena ciudad de Madrid (Comunidad de Madrid).
A partir de las nueve en punto de la noche, se desataba la locura. Se iniciaba el concierto de la agrupación germana Tokio Hotel, con la apertura de una cápsula gigantesca, de la que emergía, como si de un nacimiento se tratase, a modo de comienzo simbólico, el líder del grupo Tokio Hotel, el cantante Bill Kaulitz, enfundado en un traje de color negro futurista y luciendo su nuevo "look".
Atrás, queda la corriente "Visual Kei". Ahora, la estética de la banda Tokio Hotel es puro futurismo, una imagen andrógina,... humanoide. Es lo que pesa, sobre el escenario, pese al aspecto urbano del resto de la banda Tokio Hotel.
Pero el concepto visual del espectáculo ofrecido por la formación Tokio Hotel, a base de luces, de fuego y de proyecciones abstractas, mezcladas con imágenes reales, como las instantáneas del famoso "Muro de Berlín", no es más que un impresionante marco, para lo que, de verdad, les gusta hacer a los chicos de la agrupación Tokio Hotel: música.
Los diecinueve temas del repertorio musical del concierto del grupo Tokio Hotel viran, desde el estilo de música "pop punk", que, por lo demás, es bastante constante en la trayectoria de la formación Tokio Hotel, al estilo musical de "rock" comercial, de su segunda época, o al sonido más electrónico, de su último trabajo discográfico, titulado "Humanoid".
Y todo ello impregnado con ese aire romántico, que hace que la propuesta de estos chicos de la banda Tokio Hotel nos evoque a lo último del grupo The Rasmus, aunque se aleje de sus paisanos de la formación germana Rammstein.
En cualquier caso, el directo del grupo Tokio Hotel es potente y convence, en forma y concepto. El líder de la formación Tokio Hotel, Bill Kaulitz, se salió con la suya, pues quiso que el público disfrutase del "show" y que lo pasase en grande, entonando un "Everybody Sing With Me".
Los chicos de la agrupación Tokio Hotel hicieron un gran repaso a toda su discografía, desde el tema titulado "Human" a la canción llamada "World Behind my Wall", pasando por el sencillo denominado "Ready, Set, Go" y por el incendiado y espectacular éxitazo, titulado "Humanoid", sin dejar sus grandes temas archicoreados, como la canción titulada "Automatic", el sencillo llamado "Screaming" o el tema denominado "Monsoon".
Sin lugar a dudas, y al llegar al final, la sensación que deja el grupo Tokio Hotel, hace que te reafirmes, en la idea de que la espera, por el directo de la banda Tokio Hotel, haya merecido la pena.
Así pues, los "humanoides" de la formación Tokio Hotel sedujeron a sus miles de "fans", en su concierto, en la ciudad de Madrid (Comunidad de Madrid). Era la última cita, en directo, del cuarteto alemán Tokio Hotel, con el público español, para presentar su tercer y, hasta la fecha, último trabajo discográfico, titulado "Humanoid".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada