sábado, 27 de marzo de 2010

NO PRONUNCIARÁS EL NOMBRE DE RAMONCÍN EN VANO

Es tanto el revuelo que se ha creado, con el asunto del músico Ramoncín y su censura, ante los medios de comunicación y los comentarios de blogueros, que me parece hasta surrealista. ¿Cómo puede ser que un artista, que, aunque parezca mentira, en su día lo fue, registre su nombre y pretenda prohibir su uso?... ¡Es que es de risa!...
El cantante Ramoncín, que recibió el apodo "El Rey del Pollo Frito", hace muchos años, es más famoso por sus "shows" mediáticos, que por su música. Hace un tiempo, vimos al artista Ramoncín, arduo defensor de la Sociedad General de Autores y Editores (S.G.A.E.) y de la cultura, en general, sentadito, nada menos, que en la butaca de jurado del programa concurso televisivo "Operación Triunfo".
La verdad es que sorprende la facilidad que tiene "El Pequeño Ramón", dado que, así, hay que llamarle, si no quieres acabar entre rejas, para cambiarse de chaqueta, a golpe de talonario. Tras haber criticado, duramente, el formato "OT", el modelo del programa concurso televisivo "Operación Triunfo", allí estaba, en plató, y dando consejos musicales a los nuevos "triunfitos", a los nuevos concursantes de esta pasada edición del programa concurso televisivo "Operación Triunfo".
Creo que la fobia del cantante Ramoncín a las críticas, le está haciendo perder el juicio, hasta el punto de parecer ridículas sus extremas medidas judiciales y censoras, contra los medios de comunicación. "El Pequeño Ramón" afirma que "mi nombre es una marca registrada y, por ello, no se puede usar libremente".
Y "El Pequeño Ramón" añade una de las declaraciones más absurdas que he escuchado en toda mi vida, preguntando "¿a que nadie usaría la marca 'Coca-Cola', por miedo a las represalias, tanto por la empresa como por el Ministerio de Industria?... Pues, con Ramoncín, lo mismo, a partir de ahora".
A ver, "Pequeño Ramón", no te compares con marcas, como Coca-Cola, por favor. Hazte un favor y aprende a reírte de ti mismo y a aceptar las críticas, buenas o malas. A todos los que estamos expuestos, en un "blog", en televisión o en el panorama mediático, nos han criticado o alabado, por nuestros errores y por nuestras virtudes, sin más.
Ningún personaje público se salva de eso y, precisamente, este señor, "El Pequeño Ramón", no es que esté, ni mucho menos, en la cresta de la ola. Más bien, es un talento olvidado, ya hace muchos años.
Parece que es él mismo, el propio artista Ramoncín, el que se empeña, con sus "shows", en ocupar las portadas de las revistas, y ni aun así consigue notoriedad, más allá de la anécdota burlesca. Me pregunto si todo esto tendrá relación con el hecho de que su próximo DVD salga a la venta, dentro de pocos meses.
El bueno del "Pequeño Ramón"... ¿No nos estará intentando embaucar, para hacer promoción de su DVD musical, no?... En todo caso, si tenéis que escribir el nombre del cantante Ramoncín, recordad que es una marca registrada, uuuh... Hay que tomárselo con humor, siendo la noticia que es, y, sobre todo, viniendo de quién viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada