martes, 27 de abril de 2010

LILO, LADRONA DE GUANTE BLANCO

Que la vida de la actriz y cantante Lindsay Lohan se ha convertido en un circo, ya, no es una novedad. Pero lo que nadie podía imaginar era que las excentricidades de la artista Lindsay Lohan le llevarían a rozar la delincuencia.
Ahora, uno de los "amigos" de la intérprete Lindsay Lohan la ha denunciado, por apropiarse de su reloj, de marca "Rolex", valorado en la cuantía total de 35.000,00 euros. La estrella Lindsay Lohan ha negado, a los agentes del orden público, que tenga conocimiento de lo que se la acusa, pero hay pruebas fotográficas que atestiguan que la actriz y cantante Lindsay Lohan miente.
Los hechos se produjeron a principios de este año 2.010, cuando el amigo de la artista Lindsay Lohan se encontraba pasando unos días, en su casa, y se dejó el reloj, de marca "Rolex", olvidado en la residencia de la artista Lindsay Lohan.
Tras varias reclamaciones, la intérprete Lindsay Lohan se desentendió del asunto y no cumplió su deber de devolverle el preciado objeto, el reloj de marca "Rolex", a su amigo. Por el contrario, se le ocurrió la genial, y poco inteligente idea, a la estrella Lindsay Lohan, de lucirlo allá por donde fuera.
La actriz y cantante Lindsay Lohan fue, con su nueva adquisición, de fiesta en fiesta, sin saber que una instantánea podía meterla en apuros. Pero, lejos de reparar en este detalle, la artista Lindsay Lohan se dejó fotografiar, un buen número de veces, con la preciada joya, el rejoj de marca "Rolex", propiedad de su amigo.
Con las pruebas sobre la mesa, la intérprete Lindsay Lohan se enfrenta, ahora, ante los juzgados y tribunales de justicia, a un delito de hurto, del que le sería difícil salir airosa, si se demuestra que, efectivamente, el reloj de marca "Rolex", que llevaba en las imágenes, era propiedad de su amigo.
El abogado de la estrella Lindsay Lohan, Shawn Chapman Holley, ya ha negado, a los medios de comunicación, la implicación de su defendida, la actriz y cantante Lindsay Lohan, en la presunta sustracción, aunque las afirmaciones de Shawn Chapman Holley, abogado de la artista Lindsay Lohan, no tienen demasiada credibilidad, a juzgar por su historial.
De hecho, el pasado año 2.009, la intérprete Lindsay Lohan fue interrogada por Scotland Yard, debido a la desaparición de unas joyas, tasadas en una cuantía total de 293.000,00 euros, que, tampoco, devolvió, después de lucirlas, en una sesión fotográfica, para la revista "Elle".
Este nuevo escándalo de la estrella Lindsay Lohan se suma al bochornoso incidente, que la propia actriz y cantante Lindsay Lohan protagonizó, durante la semana pasada, junto a su padre, en su residencia de la ciudad de Los Ángeles (California, EE.UU.).
Al parecer, el progenitor de la estrella Lindsay Lohan, Michael Lohan, se presentó en casa de su hija, acompañado de agentes del Departamento de Policía del Condado de Los Ángeles (California, EE.UU.), para asegurarse de que Alice Lohan, la menor de las hermanas Lohan, estaba sana y salva, pese a las locuras de LiLo, su hermana mayor, la artista Lindsay Lohan.
La madre de ambas hermanas Lohan, Lindsay y Alice, Dina, ha acusado a su "ex" pareja, el padre de la intérprete Lindsay Lohan, de mentiroso y de oportunista, afirmando que, ni siquiera, reconoció a la adolescente, su hija menor, Alice Lohan, de 16 años de edad, cuando entró en el hogar de su hija mayor, la estrella Lindsay Lohan.
"Michael entró y preguntó: 'Estoy buscando a mi hija Ali, ¿está aquí?', sin reconocer a su propia hija", aseguró la matriarca del clan Lohan, Dina.
Pero, como viene siendo habitual, el padre de la actriz y cantante Lindsay Lohan, Michael Lohan, ha contraatacado, con unas brutales declaraciones. "Sólo quiero que Ali esté bien; la quiero fuera de ahí y que Lindsay busque ayuda. Ali está siendo expuesta a la vida nocturna y a la gente con la que Lindsay se rodea. ¿Qué voy a hacer?", comentaba el progenitor de la artista Lindsay Lohan, Michael Lohan, en una entrevista, con la publicación digital "Radar Online".
Y, como no hay dos sin tres, la lista de desgracias que sufre la joven artista Lindsay Lohan, de 23 años de edad, también, afecta al plano profesional. El equipo directivo y técnico de la película de cine, titulada "The Other Side", ha decidido prescindir de los servicios de la intérprete Lindsay Lohan, antes de que comenzara la grabación de la cinta.
David Michaels, el director y coguionista del filme, titulado "The Other Side", ha confirmado, a los periodistas, la noticia, mediante un escueto comunicado de prensa. Aunque no han dejado claros los motivos, parece ser que dudan de la "rentabilidad" de la intérprete Lindsay Lohan. ¿Levantará cabeza la estrella Lindsay Lohan?... ¿O, quizás, ya está la joven actriz y cantante Lindsay Lohan avocada al fracaso?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada