viernes, 9 de julio de 2010

KATY PERRY, LA VIUDA DEL MUNDIAL

La cantante Katy Perry está desesperada, por que termine, ya, el "Campeonato del Mundo de Fútbol de Selecciones Nacionales F.I.F.A. Sudáfrica 2.010".
A la artista Katy Perry no le importa demasiado el fútbol y no comparte, con el resto del mundo, la "fiebre mundialera". La intérprete Katy Perry lo ha dejado bien claro, autoproclamándose como "La Viuda del Mundial".
A pocos meses de casarse, la intérprete Katy Perry comenta, divertida, cómo el "Campeonato del Mundo de Fútbol de Selecciones Nacionales F.I.F.A. Sudáfrica 2.010" le ha dejado sin su media naranja, y cómo el televisor tiene, a su prometido, secuestrado.
El futuro marido de la diva Katy Perry, el cómico británico Russell Brand, es un auténtico obseso del "Campeonato del Mundo de Fútbol de Selecciones Nacionales F.I.F.A. Sudáfrica 2.010", y, a pesar de no existir problemas en la pareja, la estrella Katy Perry se siente como un segundo plato, frente al fútbol.
El pasado Miércoles, día 23 de Junio de 2.010, la vocalista Katy Perry y su marido, el cómico británico Russell Brand, iban a pasar un día romántico, pero los planes se nublaron, al apetecerle, más, a su pareja, el cómico Russell Brand, pasar el día, viendo el partido de la selección nacional de Inglaterra contra la selección nacional de Eslovenia, además de seguir las noticias, sobre el torneo, sobre el "Campeonato del Mundo de Fútbol de Selecciones Nacionales F.I.F.A. Sudáfrica 2.010", a través de internet.
La solista Katy Perry lo contaba, así, para la cadena radiofónica "B.B.C.", afirmando que "es gracioso, porque, siempre, estamos ahí, el uno para el otro, pero el Miércoles íbamos a pasar el día fuera y el partido era, justo, el Miércoles, y todo el mundo, en Inglaterra, en todas partes, estaba callado y en sus casas".
Pero la cantante Katy Perry, lejos de desesperar, se lo toma con humor, hasta que pueda recuperar a su novio, el cómico británico Russell Brand, declarando que "estábamos viendo el partido y le decía 'cariño, realmente me apetece salir', y él sólo decía 'el partido, el partido', pero sabía que me sería imposible sacarlo de ahí, así que me eché una siesta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada