domingo, 2 de mayo de 2010

PARIS HILTON ENSEÑA SU "CASITA DE MUÑECAS"

Si pensábamos que conocíamos todos los entresijos de la vida de la heredera más famosa del planeta Tierra, la cantante y actriz Paris Hilton, nos equivocábamos. El periodista Mike Sager, de la revista "Esquire", ha permanecido tres intensos días, en la casa de la artista Paris Hilton, la "socialité" más oxigenada, y ha descubierto que, detrás de su apariencia frívola, se esconde una mujer hecha a sí misma.
El editor Mike Sager, de la publicación "Esquire", describe su reportaje, bajo el epígrafe de "Una Experiencia como Pocas Otras". En el número del mes de Mayo de 2.010, de la publicación norteamericana "Esquire", el lector se adentrará en un hogar, que recuerda a la mansión de "Barbie", al estar inundado por el color fetiche de la intérprete Paris Hilton: el color rosa.
En la residencia de la rubia heredera del "Imperio Hilton", la estrella Paris Hilton, nos podemos encontrar muebles, que rezuman el estilo "rococó" más exagerado, así como lámparas de araña decimonónicas, cojines, con su imagen, y vehículos de motor, que parecen sacados de una serie de dibujos animados, de la década de los años ochenta, por su estética "pink".
La multimillonaria rubia, la diva Paris Hilton, revela que su vivienda es "un reflejo" de su vida. Y, con la dignidad que la caracteriza, la vocalista Paris Hilton dice sentirse orgullosa de su "independencia" y de haber conseguido todo lo que tiene, sin la ayuda de sus padres, a diferencia de otros amigos suyos, que, aún, viven bajo el techo familiar y que no han descubierto lo que significa ganarse la vida.
"Nunca les han hecho trabajar y, siempre, les han dado la paga. Ahora, tienen 30 años y, todavía, viven de sus padres, teniendo que consultarles para todo", comenta la solista Paris Hilton, sobre sus amistades.
La cantante y actriz Paris Hilton expone, a sus compañeros más fieles, en la sesión fotográfica, esto es, a sus mascotas. Su querida "Campanilla", la perrita chihuahua, que la acompañaba, a todas partes, hace algún tiempo, ha tenido que mudarse, al domicilio de sus padres, en el barrio de Bel Air, en la ciudad de Los Ángeles (California, EE.UU.), debido a los enfermizos celos que sufría.
"'Campanilla' no puede estar aquí. Es tan celosa de todos los demás perros... Pero, siempre, viene a verme y se queda conmigo, todo el tiempo", sostiene la joven artista Paris Hilton, de 29 años de edad.
Sobre su paso por el "reality show", aquel programa concurso televisivo, titulado "The Simple Life", la intérprete Paris Hilton ha aprovechado para aclarar que los productores la contrataron, con el fin de que encarnara el "rol" de tonta, de lo que, en realidad, ya sabemos que no tiene un pelo.
"Fue el productor, el que me dijo: 'Paris, sé lo más tontita que puedas. Simplemente, sé una boba, una rubia tonta'", asegura la "celebrity", la estrella Paris Hilton.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada