jueves, 13 de enero de 2011

KE$HA ESCANDALIZA A LOS TELEVIDENTES NORTEAMERICANOS

A pesar de que, durante este último año 2.010, la cantante Ke$ha ha pasado, de ser una mera aspirante, a convertirse en una estrella de la música "pop", en toda regla, lo cierto es que el nombre de la artista Ke$ha sigue asociado al escándalo y a la provocación.
La estrella Ke$ha ha sido destacada, por su imagen de chica fiestera. Sin embargo, la propia vocalista Ke$ha insiste en que los críticos deben mirar más allá de su imagen, llegando a afirmar que "he estado trabajando, para realizar este sueño: mi camino, mi misión, durante años. De verdad, he invertido una gran cantidad de pensamientos, tiempo y esfuerzos", añadiendo que "creo que es un fastidio, cuando las personas no la representan correctamente,... cuando me retratan como, puramente, unidimensional".
La última salida de tono de la intérprete Ke$ha sucedió dos minutos antes del final del pasado año 2.010 y fue vista por millones de espectadores norteamericanos, a través de la televisión.
Al parecer, la cadena de televisión "A.B.C." estaba emitiendo un programa especial de fin de año y, en su segmento final, el presentador del programa televisivo comenzó a preguntar, a los asistentes, con las "celebrities" incluidas, cuáles eran sus buenos propósitos, para el nuevo año 2.011.
Cuando le tocó el turno de responder, a la estrella Ke$ha, sobre sus nuevos propósitos, para este nuevo año 2.011, la vocalista Ke$ha, ni corta, ni perezosa, respondió que "mi propósito es no convertirme en una gilipollas", ante el asombro del presentador del programa de televisión especial de fin de año, emitido por la cadena de televisión norteamericana "A.B.C.", y ante la sorpresa de los cientos de espectadores estadounidenses, indignados, que inundaron de llamadas telefónicas y de mensajes de queja, la centralita telefónica de la famosa cadena de televisión norteamericana "A.B.C.".
Pero la cosa no queda aquí. Un par de horas antes, durante la actuación de la solista Ke$ha, en el programa especial de fin de año, de la cadena televisiva estadounidense "A.B.C.", la cantante Ke$ha sacó, al escenario, a un bailarín, disfrazado de Santa Claus, caminando a cuatro patas y atado, con una correa de perro, gritando al público que "¡Tenéis que convertir, al 2.011, en vuestra perra!".
Para un espectador televisivo español, la cosa no sería para tanto, pero tenemos que recordar que, en la puritana cadena televisiva norteamericana "A.B.C.", orientada al público familiar, está, terminantemente, prohibido, decir "palabrotas" en pantalla, hacer movimientos obscenos y, sobre todo, maltratar al pobre "Santa Claus".
Así pues, la artista Ke$ha escandalizó a los televidentes norteamericanos, durante el programa televisivo especial de fin de año, emitido por la cadena de televisión norteamericana "A.B.C.", en especial por el hecho de que la intérprete Ke$ha afirmó, en directo, que su propósito de año nuevo consistía, fundamentalmente, en "no convertirse en una gilipollas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada