sábado, 6 de noviembre de 2010

MADONNA: MI FIESTA... ¡SIN MÍ!

Las relaciones vecinales, en ocasiones, son complicadas: que si tu ropa moja la mía, cuando la tiendes, o que si riegas las flores, fuera de horas, e, incluso, que si me robas la correspondencia, etc...; en definitiva, que, a veces, vivir, en comunidad, es difícil y, si no, que se lo pregunten a los vecinos de la cantante Madonna.
Es, ya, la tercera vez que la Oficina del Orden Público, el Departamento de Policía de la ciudad de Londres (Inglaterra, Reino Unido), se persona en la casa de la "Reina del Pop", de la artista Madonna, para darle un toque de atención sobre la contaminación acústica, que sus fiestecitas nocturnas producen.
La intérprete Madonna tiene una casa, en la ciudad de Londres (Inglaterra, Reino Unido), en el exclusivo barrio de Marylebone, y sus vecinos, ya, están más que hartos de las fiestas, que se pega la señora, la estrella Madonna, sin dejarles dormir.
El pasado Domingo, día 27 de Junio de este año 2.010, fue la última advertencia que las autoridades del distrito de Westminster, en la ciudad de Londres (Inglaterra, Reino Unido), le dieron, a la diva Madonna; si el ruido se vuelve a repetir, la vocalista Madonna tendrá que pagar una multa, por importe de, casi, seis mil euros, aproximadamente, que, por otra parte, para la solista Madonna, son migajas.
Según los vecinos, los invitados, en la fiesta de la cantante Madonna, tenían la música a tope y, por si eso fuera poco, cantaban, todavía, más alto que el propio reproductor musical.
Pero lo anecdótico del tema es que la propia anfitriona de la fiesta, la artista Madonna, no estaba en su casa... De hecho, la intérprete Madonna, ni, siquiera, estaba presente en la propia ciudad de Londres (Inglaterra, Reino Unido).
Y, peor aún,... ¡La intérprete Madonna no estaba, ni siquiera, en Europa!... La pregunta es... ¿Qué pasó, entonces?... Pues que los empleados de la estrella Madonna se habían montado una juerga, aprovechando que la dueña, la diva Madonna, no estaba en casa... ¡Qué fuerte!...
Cuando las autoridades llamaron al portero automático de la entrada, en la casa de la vocalista Madonna, en el barrio de Marylebone, en el distrito de Westminster, en pleno centro de la ciudad de Londres (Inglaterra, Reino Unido), una voz les dijo que "la dueña se encontraba fuera del domicilio".
Aun así, las fuerzas del orden público, representadas por el Departamento de Policía de la ciudad de Londres (Inglaterra, Reino Unido), contactaron con la solista Madonna, que, desde América, al otro lado del "Gran Charco", les dijo que lo sentía y que no se volvería a repetir ya, por la cuenta que le trae pagar esa multa, por importe aproximado de seis mil euros.
Después, no se sabe qué sucedió... pero, igual, esa fiesta ha causado más de un despido,... ¿No?... Por muy rica y estrella de la música "pop" que seas, tu casa es tu casa y, sin tu consentimiento,... ¡No hay fiestas que valgan!...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada