lunes, 28 de marzo de 2011

ROBAN IMÁGENES DE LAS GRANDES ESTRELLAS DESNUDAS


La Oficina Federal de Investigación (F.B.I.) tiene un nuevo caso, entre manos, tan complejo, nuevo y sugerente como la última tecnología. Los "piratas" informáticos se han colado en los teléfonos móviles de medio centenar de estrellas de Hollywood, entre las que destaca la cantante y actriz Vanessa Anne Hudgens, la actriz y antigua modelo Ali Larter, la actriz de cine y de televisión Busy Philipps, la estrella Scarlett Johansson, la artista Miley Cyrus, la intérprete Jessica Alba, la actriz Emma Caulfield, la actriz Addison Timlin y la actriz y vocalista Renee Olstead, según la lista de artistas publicada, a través de internet, por la página web de cotilleos "T.M.Z.".

Al parecer, los «hackers» informáticos han robado, a más de medio centenar de grandes estrellas de Hollywood, fotografías, agendas, conversaciones, y, en algunos de los supuestos, como es el caso de las imágenes robadas a la actriz y solista Vanessa Anne Hudgens o a la artista Scarlett Johansson, incluso, desnudas, que, ya, están circulando, a través de internet, desde hace varios días.

La Oficina Federal de Investigación, más conocida, comúnmente, como el F.B.I., ha tomado cartas en el asunto y, ya, está investigando el robo de fotografías comprometidas, de las principales "celebrities", entre las que destacan, por ejemplo, el caso de la actriz Scarlett Johansson, de la artista Miley Cyrus, de la estrella Selena Gómez, de la intérprete Jessica Alba, de la vocalista Demi Lovato, de la cantante Christina Aguilera o de la solista Vanessa Anne Hudgens.

Así pues, se ha producido el robo de imágenes de las principales "celebrities" estadounidenses desnudas, como la cantante Christina Aguilera, la actriz Scarlett Johansson y la artista Vanessa Anne Hudgens. La Oficina Federal de Investigación (F.B.I.) está investigando el robo de estas instantáneas comprometidas, extraídas de los teléfonos móviles de las estrellas, que, ya, se han hecho públicas y están circulando, a través de internet.

La intérprete Vanessa Anne Hudgens, de la factoría Disney, ha sido la primera de las estrellas afectadas, por este robo masivo de imágenes comprometedoras, en prestar declaración, ante el Federal Bureau of Investigation (F.B.I.), por el caso de las fotografías robadas a personas famosas, del sexo femenino, a través del teléfono móvil.

La estrella Vanessa Anne Hudgens, protagonista de la famosa serie televisiva musical, llamada "High School Musical", de la factoría Disney, ha descubierto que un grupo de piratas informáticos tuvieron acceso a su teléfono móvil y le extrajeron instantáneas comprometedoras, que, en concreto, contenían imágenes de la joven actriz y vocalista Vanessa Anne Hudgens, de 22 años de edad, desnuda, siendo colgadas, a través de internet, mediante la principal página web, dedicada a airear los trapos sucios de los famosos, que es el portal "T.M.Z.".

Parece que la pesadilla de las fotografías comprometedoras no acaba nunca, para la cantante y actriz Vanessa Anne Hudgens, pues, en los últimos años, se han filtrado, a través de internet, dos tandas de imágenes de la joven artista Vanessa Anne Hudgens, un tanto ligera de ropa, y, ahora, se estaba distribuyendo, a través de internet, una tercera instantánea, aún, más polémica.

La imagen angelical de "chica Disney", que exhibía la intérprete Vanessa Anne Hudgens, se desvaneció, durante el año 2.007, cuando salieron a la luz una imágenes de la joven estrella Vanessa Anne Hudgens, desnuda, en actitud provocativa.

A la vocalista y actriz Vanessa Anne Hudgens, no le quedó más remedio, en aquel entonces, que pedir perdón, públicamente, y justificar las imágenes como un "lapsus de juicio", que le "avergonzaba" profundamente.

Pero la historia no terminó ahí. Durante el pasado año 2.010, se filtró una segunda tanda de imágenes de la solista y actriz Vanessa Anne Hudgens, pertenecientes, también, al mismo posado inicial, y, ahora, circula, a través de internet, una tercera parte de esas comprometidas imágenes, en la que la cantante y actriz Vanessa Anne Hudgens aparece, de nuevo, desnuda y besando a la actriz Alexa Nikolas, protagonista de la conocida serie televisiva, denominada "Zoey 101", según la información recogida por la publicación "Contact Music".

Ante semejante situación, la artista Vanessa Anne Hudgens ha decidido recurrir a la Policía, para que detengan estas filtraciones de imágenes comprometidas robadas y para que den con el autor o los autores de los robos de sus fotografías íntimas.

El abogado de la solista y actriz Vanessa Anne Hudgens, Christopher Wong, ha declarado, en nombre de su representada, que "está muy afectada por lo ocurrido y muy enfadada, de que estas fotografías viejas, que fueron tomadas hace años, sigan resurgiendo y continúen siendo de dominio público. Es algo inconcebible que, quien quiera que esté en posesión de estas imágenes privadas, quiera mostrarlas, al mundo, sin tener permiso", a lo que añadió que "estamos trabajando activamente con la policía y con las fuerzas de la ley, para encontrar al responsable de esta acción ilegal, para determinar quién es el responsable y hacerle responsable de sus actos".

La Oficina Federal de Investigación (F.B.I.), por su parte, ya, sabe quién es el líder de los piratas informáticos, que ha robado las instantáneas de las famosas desnudas, por lo que, muy pronto, podría haber detenciones.

En el caso de la actriz Scarlett Johansson, las fotografías robadas fueron sustraídas de su teléfono móvil, marca "iPhone", por un grupo de "hackers" informáticos, que está siendo investigado por la Oficina Federal de Investigación (F.B.I.).

Al parecer, este grupo de "hackers" informáticos ha robado una serie de fotografías de la actriz Scarlett Johansson, desnuda, de su propio teléfono móvil, marca "iPhone", pero se calcula que podría haber hasta cincuenta celebridades o mujeres famosas afectadas por el robo de imágenes comprometedoras, en los Estados Unidos de América.

Agentes de la Oficina Federal de Investigación (F.B.I.) están, pues, investigando cómo es posible que los "piratas" informáticos accedieran al teléfono móvil "smartphone" de la estrella de Hollywood, la actriz Scarlett Johansson.

La policía cree que podría tratarse de la misma persona o grupo de personas, que, ya, ha atacado a medio centenar de celebridades, entre las que se encuentra la actriz y vocalista Vanessa Anne Hudgens o la solista Miley Cyrus, así como la cantante Selena Gómez o la actriz Jessica Alba. Según se ha publicado, a través de internet, mediante la página web "T.M.Z.", todas estas "celebrities" han sido víctimas de unos nuevos ladrones, especializados en obtener "fotografías comprometedoras".

De hecho, como hemos dicho, la artista Vanessa Anne Hudgens se ha reunido con agentes de la Oficina Federal de Investigación (F.B.I.), para prestar declaración, después de que, a través de internet, el portal "T.M.Z." publicara imágenes íntimas suyas, en las que aparecía desnuda.

Además, según se ha hecho público, durante estos días, resulta que la cantante y actriz Miley Cyrus ha comenzado a investigar por su propia cuenta. Al parecer, la artista Miley Cyrus habría contratado los servicios de un detective privado, para que lleve su caso, de manera particular.

Así, por lo tanto, la intérprete Miley Cyrus estaría investigando el caso del robo de fotografías íntimas, en las que aparecía desnuda, pues la propia estrella Miley Cyrus habría contratado a un detective privado, que trabajaría por su cuenta.

En diversas ocasiones, se han filtrado, a través de internet, imágenes íntimas de la vocalista y actriz Miley Cyrus, y, en este caso, podría tratarse de un intento de chantaje, por parte del "hacker" informático que sustrajo las instantáneas de su teléfono móvil.

En este caso, se trató de otro escándalo más, para sumarlo al historial de la solista y actriz Miley Cyrus, pues, después de la polémica que despertó el videoclip musical oficial de su último tema, titulado "Who Owns my Heart", incluido en su trabajo discográfico, llamado "Can't Be Tamed", en el que aparecía ligera de ropa, ahora, se han filtrado fotografías de los descansos del "set" de rodaje de este videoclip musical oficial de su cación, denominada "Who Owns my Heart", que vuelven a copar todos los titulares de los medios de comunicación.

El videoclip musical oficial, que ilustra el tema titulado "Who Owns my Heart", de la cantante y actriz Miley Cyrus, extraído de su último disco de estudio, llamado "Can't Be Tamed", no pasó desapercibido, pues su estética adulta y la aparición de la joven artista Miley Cyrus, ligera de ropa, revolcándose en una cama, escandalizó y levantó preocupación, por el rumbo que la joven intérprete Miley Cyrus llevaba.

Ahora, unas fotografías de los descansos del rodaje de este videoclip musical oficial del tema, titulado "Who Owns my Heart", procedente del último álbum, denominado "Cant't Be Tamed", de la estrella Miley Cyrus, han sido recogidas por la publicación "Hollywood Life", por lo que han resucitado la polémica.

En estas imágenes robadas, la ropa que lleva la joven vocalista y actriz Miley Cyrus, es el mismo atuendo que en el videoclip musical oficial de su canción, titulado "Who Owns my Heart", correspondiente a su última producción discográfica, llamada "Can't Be Tamed", pero, en una de las instantáneas, se puede ver, a la solista y actriz Miley Cyrus, posando, provocativamente, para la cámara de su teléfono móvil "smartphone".

De hecho, la cantante y actriz Miley Cyrus aparece, en estas fotografías robadas, en ropa interior, luciendo escote, y mucho más cerca del objetivo, que durante el rodaje del videoclip musical oficial de su tema, titulado "Who Owns my Heart", perteneciente a su último lanzamiento discográfico, denominado "Can't Be Tamed", en el que, con tanta penumbra y juego de cámara, tampoco, se apreciaba demasiado.

Pese a las críticas que está despertando, lo más probable es que este nuevo caso se sume, sin mayor repercusión, a la lista de escándalos protagonizados por la artista Miley Cyrus, a quien parecen resbalarle todos estos asuntos.

Y es que la única voz disidente, que ha llegado a hacer mella, en la propia intérprete Miley Cyrus, sobre su trayectoria, ha sido la voz de su padre, el músico Billy Ray Cyrus, que se quejó, en una entrevista reciente, de que su hija, la estrella Miley Cyrus, estaba siendo guiada por las personas inadecuadas.

La Oficina Federal de Investigación (F.B.I.) se enfrenta a una nueva generación de "hackers" informáticos, que aspiran a quitarle el trabajo a los fotógrafos "paparazzi", aunque los "piratas" informáticos tienen la ventaja de que trabajan desde dentro.

Aunque una de esas instantáneas comprometedoras, con un desnudo de una famosa, podría valer millones, parece que estos "piratas" informáticos no lo hacen por dinero, sino, más bien, como un desafío.

Pero, además, recientemente, se ha advertido sobre el peligro de los nuevos aparatos telefónicos móviles, conocidos como "smartphones", que, también, pueden ser "hackeados", como ocurre con los ordenadores y los equipos informáticos. Al parecer, los denominados "smartphones" se han convertido en un riesgo, para la vida privada de las grandes estrellas.

El robo de fotografías a famosos ha revelado la frágil seguridad de los "smartphones", pues los "piratas" informáticos han sustraído instantáneas de los teléfonos móviles de cincuenta "celebrities" de Hollywood, en la ciudad de Los Ángeles (California, EE.UU.), hasta el punto de que la seguridad de este tipo de aparatos telefónicos móviles ha empezado a inquietar, también, a los políticos y a los empresarios.

El caso de los teléfonos móviles "smartphones" y las famosas es un filón, para las publicaciones de cotilleos, como la publicación digital "T.M.Z.", pero, también, alimenta un creciente debate, sobre la seguridad de los «smartphones», dado que, así, se han bautizado los llamados "teléfonos inteligentes". La sombra de la duda, sobre la seguridad de los teléfonos móviles "smartphones", sobrevuela el mundo de la política, de los negocios y, por supuesto, también, el mundo del famoseo, que es un territorio en el que abunda el material sensible.

De hecho, no es la primera vez que, a la cantante y actriz de la factoría "Disney", Vanessa Anne Hudgens, le roban fotografías comprometedoras, de esas que quiebran su imagen angelical de «chica Disney».


Los expertos, ya, han advertido sobre los riesgos de los teléfonos móviles "smartphones", ya que estos terminales pueden convertirse en una amenaza, para la vida privada de los usuarios. Los teléfonos inteligentes son muy jugosos, para esta nueva generación de "hackers" informáticos, porque, básicamente, se tratan de pequeños ordenadores.

Los teléfonos móviles «smartphones» son, en efectos, ordenadores e, incluso, algunos de estos teléfonos móviles son ordenadores muy potentes, susceptibles, por lo tanto, de atraer a "piratas" informáticos osados, como puede haber ocurrido en el caso de la estrellas y famosas de Hollywood, en la ciudad de Los Ángeles (California, EE.UU.), o a grupos mafiosos, especializados en crear virus maliciosos.

En la pequeña historia de los teléfonos móviles inteligentes o "smartphones", apenas, se han creado unos seiscientos virus, específicos para esos terminales, que, en realidad, son muy pocos, si tenemos en cuenta que, cada día, circulan, a través de internet, unos 73.000 ejemplares de amenazas informáticas, según datos suministrados por la compañía de "software" antivirus "Panda". Y, sin embargo, el temor de directivos, empresarios y políticos aparece, aquí y allá, sobre las condiciones de seguridad de la información almacenada en las terminales de teléfonos móviles "smartphones"...

La Organización para el Tratado del Atlántico Norte (O.T.A.N.) y el Consejo Europeo, por ejemplo, han recomendado, a todo su personal, que no utilice teléfonos móviles marca "iPhone", pues prefieren teléfonos móviles marca "Blackberry", y el mismísimo Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, sufrió una auténtica odisea, a la hora de elegir el terminal adecuado, pues era un adicto confeso a las terminales telefónicas móviles marca "Blackberry", lo que podía constituir un peligro, en potencia, para la seguridad nacional norteamericana.

En aquel entonces, Greg Shipley, Jefe de Tecnología de la compañía consultora "Neohapsis", declaró que «poner la información sensible o clasificada en una 'BlackBerry' es una propuesta arriesgada». En aquellos primeros días, en la Casa Blanca, tuvo que intervenir la Agencia Nacional de Seguridad (N.S.A.), que recomendó, finalmente, una combinación de teléfono móvil y P.D.A., creado por la empresa "General Dynamics", capaz, al parecer, de mantener, a buen recaudo, archivos encriptados.

De hecho, según se hizo público, recientemente, en la Casa Blanca, no se fían de los teléfonos móviles, de modo que, antes de la reunión del gabinete presidencial, todos los asistentes están obligados a dejar sus teléfonos móviles en la antesala.

Ian Fogg, analista de la empresa de investigación "Forrester", aseguró, en declaraciones efectuadas a la cadena televisiva británica "B.B.C.", que "los teléfonos dan acceso directo a libretas de direcciones o a calendarios y ofrecen la posibilidad de generar ganancias".

Los datos personales que se almacenan en los teléfonos móviles, conocidos como "smartphones", son un gran agujero, por el que pueden colarse este tipo de "hackers" informáticos. El robo de identidad es "la amenaza número uno", para los teléfonos inteligentes, según señaló Graham Titterington, analista de la firma de análisis "Ovum".

La Agencia Europea de Seguridad de Información y Redes (E.N.I.S.A.), con sede en Grecia, ha publicado, recientemente, un amplio informe, sobre los riesgos de seguridad de los teléfonos móviles inteligentes o "smartphones", dirigidos a los consumidores, a las empresas y a los gobiernos, en el que, a lo largo de más de sesenta páginas, llenas de recomendaciones y, por qué no decirlo, también, de sospechas, se refleja un hecho incontestable: el tiempo de los teléfonos móviles, relativamente, «inocentes», que, solamente, servían para hablar o enviar mensajes, ya, ha pasado.

El poder y el dinero mueven sus datos, con más o menos control, en los teléfonos móviles inteligentes o «smartphones», un tipo de teléfono caro, pero tentador: solamente, en el tercer trimestre del pasado año 2.010, se vendieron, aproximadamente, unos ochenta millones de terminales de teléfonos móviles inteligentes, conocidos como "smartphones", en todo el mundo, y, según las previsiones de la empresa consultora "Deloitte", durante este año 2.011, se colocarán, en el mercado, aproximadamente, unos 375 millones de unidades de teléfonos móviles inteligentes o "smartphones".

Los expertos consultados han explicado que el problema, por ahora, está en las aplicaciones informáticas, pues un técnico, especialista en virus informáticos, ha señalado que «la batalla de los nuevos teléfonos se está centrando en dos sistemas operativos: 'Apple/iPhone' y 'Android', que, cada vez, crece más rápido. El ecosistema de 'Apple' es muy cerrado y poco permeable, pero, en la tienda de 'Android', es más fácil colgar aplicaciones falsas, que pueden ser una vía de fuga de correos, fotos, claves... Antes, los piratas atacaban el sistema operativo 'Symbian', pero, ya, no les resulta rentable».

En resumen, las posibilidades de infiltrarse en un teléfono móvil inteligente, como miniordenador que es, son muchas, pero la vía más frecuente es la vía del engaño, mediante el denominado «phishing», consistente en que el usuario descarga una aplicación informática, que, en realidad, no es lo que parece, pues es capaz de recoger y de enviar, al delincuente, toda la información que busca.

Y lo mismo ocurre con los mensajes de telefonía móvil que esconden «malware». El acceso a datos, como nuestra agenda, por parte de las aplicaciones informáticas, no requiere, a menudo, de un permiso explícito, por parte del usuario. De hecho, Marnix Dekker, coautor del informe emitido por la Agencia Europea de Seguridad de Información y Redes (E.N.I.S.A.), ha apuntado que, «solo, una tercera parte del 'software' que instalan los usuarios, ha sido controlado».

El ataque de los "piratas" informáticos, en los teléfonos móviles inteligentes o "smartphones", tiene dos frentes: por un lado, el espionaje, a través del cual, se puede saber la posición exacta de cualquier persona o leer su correo electrónico, además de, por ejemplo, darle de baja en un servicio, ya, contratado, y, por otro lado, el mencionado «phishing», con el que, por ejemplo, pueden robarnos las claves de acceso a nuestras cuentas bancarias.

Aguarda, sin embargo, una tercera vía de ataques, por parte de los "piratas" informáticos, hacia los teléfonos móviles inteligentes o "smartphones", que llegará con la anunciada avalancha de sistemas de pago, a través del teléfono móvil, momento en el que los "hackers" informáticos robarán, entonces, dinero real, como hacen, ahora, con las tarjetas de crédito.

En definitiva, el negocio de los teléfonos móviles inteligentes o "smartphones" es un negocio creciente, pues, si observamos el volumen de datos, el tráfico mundial de datos móviles se multiplicará por 26, en el período comprendido entre el pasado año 2.010 y el futuro año 2.015, lo que equivale a una tasa de crecimiento interanual del 92,00%, aproximadamente, durante ese período, según ha previsto la compañía "Cisco", pero, también, es un riesgo creciente, pues las aplicaciones informáticas que no son lo que parecen son la principal vía de acceso, por parte de los "piratas" informáticos a estos teléfonos móviles inteligentes o "smartphones", de modo que, una vez descargadas, dichas aplicaciones informáticas pueden recoger información sensible, claves, contactos, etc...

Y, por supuesto, no olvidemos, tampoco, los peligros del reciclaje, dado que se ha previsto que, durante el próximo año 2.012, los usuarios reciclarán más de cien millones de teléfonos móviles. Tengamos en cuenta que los teléfonos móviles inteligentes o "smartphones" contienen grandes cantidades de información sensible y valiosa, para los "hackers" informáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada