martes, 6 de julio de 2010

WHITNEY HOUSTON ESTÁ REALMENTE GORDA

Todo cae por su propio peso. Ya llevamos, muchos meses, anunciando el declive de una de las mejores voces de la década de los años noventa. La cantante Whitney Houston no levanta cabeza, desde aquellas alarmantes fotografías, donde se veía, a la artista Whitney Houston, como una "homeless", es decir, como una mujer "sin techo", raquítica, sucia y enganchadísima al "crack".
Por si eso fuera poco, las instantáneas tomadas en la casa de la intérprete Whitney Houston revelaban, al mundo, que sufre "Síndrome de Diógenes", que es la enfermedad por la cual la gente colecciona y amontona basura y objetos inútiles, a modo de obsesión.
Tras esta alarmante imagen, que nada tenía que ver con la diva Whitney Houston, intérprete de la famosa película de cine titulada "El Guardaespaldas (The Bodyguard)", junto al actor Kevin Costner, sus agentes de imagen y su compañía discográfica se pusieron manos a la obra, para frenar dicha situación.
Es triste que, para que te hagan caso, tengas que estar hundido en la miseria. Pero, más triste es, todavía, que, en vez de ayudarte, de verdad, te hagan un lavado de imagen "express", de ésos que, obviamente, no funcionan.
¿Resultado de dicho lavado de imagen?... Pues que, al principio, vimos a una estrella Whitney Houston radiante, de nuevo, y vestida de lujo, en galas y ceremonias, además de estar muy emocionada, con una nueva gira mundial, que muchos, ya, vaticinamos que no podría superar, en su frágil estado.
Pero, pasado el espejismo de su recuperación, encontramos un fiasco de "tour" mundial de la vocalista Whitney Houston, con unas críticas más que crueles, aunque merecidas, al respecto.
La gente se va de los recintos, donde la solista Whitney Houston actúa, reclamando, además, que les devuelvan el dinero de su entrada. Los periodistas ponen a la cantante Whitney Houston de vuelta y media, por su falta de voz, por su cansancio, más que palpable, por su excesiva sudoración, al interpretar, y por las constantes pausas, a lo largo del concierto, porque la pobre artista Whitney Houston no da más.
Por si todo eso fuera poco, la familia de la intérprete Whitney Houston ya le ha advertido que deje la gira, pero ella, la estrella Whitney Houston está emperrada en acabar el "tour", aunque sea el mayor fracaso de su carrera musical.
Además, en uno de los últimos conciertos, hemos visto, a la diva Whitney Houston, ya, casi deformada, hinchada como un botijo, y eso puede deberse a los medicamentos, para dejar su adicción a las drogas. Al fin y al cabo, si es por motivos de rehabilitación de la drogadicción que sufre la vocalista Whitney Houston, bienvenidos sean esos muchos kilos de más.
Puedes ver las más impactantes fotografías, sobre el aumento de peso de la solista Whitney Houston, dado que circulan por internet. En definitiva, todo esto resume el ocaso mediático de una diva, de la cantante Whitney Houston, que, quizás, todavía, está a tiempo de salvarse de sí misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada